Tweeter button Facebook button Linkedin button
(506) 2234-7014 (506) 2234-6791 williamch@wchyasociados.com
  • SumoMe

my-last-cash-5-1138574-mLic. William A. Chinchilla Sánchez

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero aprobó en el artículo 13 del acta de la sesión 1124-2014, celebrada el 8 de setiembre del 2014, el Reglamento sobre Procesos de Titularización, el cual fue Publicado en el Diario Oficial La Gaceta No. 190 del 3 de octubre del 2014.

  • Unas líneas sobre sus Antecedentes en Costa Rica.

La figura no es totalmente novedosa en nuestro medio, pues la hemos visto «asomarse» a nuestro mercado por medio de los fideicomisos de emisión de valores y de los mismos fondos de inversión (más atrás en el tiempo, cuando no existía Ley del Mercado de Valores, la Bolsa Nacional de Valores inscribió fideicomisos de carteras de crédito); sin embargo, como figura técnica y modernamente regulada, haciendo referencia a los componentes y participantes de un proceso de titularización, con un régimen de regulación específico, hasta ahora por medio del Reglamento de referencia es que podemos asegurar su existencia.

En el año 2013 la Dirección Jurídica de la Bolsa Nacional de Valores, por medio de su Dictamen AL-154-2013 dentro de varias sugerencias para dinamizar la titularización en nuestro mercado dijo: “(…) Impulsar regulación específica a nivel de la Superintendencia General de Valores, con el fin de impulsar la formación de sociedades titularizadoras y facilitar la inscripción de valores objeto de procesos de titularización hipotecaria, a través de mecanismos como emisores especializados. Asimismo buscar incluir normativamente el contenido de un prospecto para titularizaciones hipotecarias a fin de contar con certeza jurídica de la información requerida para tales casos. (…)” Así es como algo de presión “positiva” del mercado, promueve el movimiento de la Sugeval hacia esta nueva reglamentación.

  • Su Concepto Reglamentario y su naturaleza.

El literal j) del artículo 2° de dicho Reglamento define a la Titularización como:

«Técnica financiera que consiste en ceder incondicionalmente a un vehículo de propósito especial un activo o grupo de activos subyacentes y la venta de estos a los inversionistas en la forma de valores emitidos en forma estandarizada.»

No compartimos de que se trate exclusivamente de una técnica financiera, sin embargo, tampoco podemos negar que existe un volumen de ello verdaderamente importante. Sin considerar los elementos jurídicos que son convocados a un proceso de «Titularización» y sin reconocer que su comparecencia en forma necesaria, especializada y cuidadosa colabora en el éxito de la misma, no podemos hablar de “titularización”. Soy del criterio de que estamos ante una herramienta «jurídico financiera» o viceversa. Cuando vemos el desarrollo del Reglamento esto es confirmado.

“La titularización bursátil es un vehículo financiero a través de la emisión indirecta en bolsa para hacer líquidos los activos ilíquidos. Lo que se hace es que la empresa u entidad con necesidades de liquidez (llamada originador en el proceso de titularización transfiere una cartera de activos a un patrimonio autónomo y es maneado por una sociedad especializada la cual está representada por el agente de manejo.” Tesis de Graduación para Abogado, La Titularización de Activos en el Ecuador, por Andrea Lucía Navarrete Solano de la Sala, Quito, Noviembre del 2009.

Al poner frente a frente cada uno de los conceptos anteriores, podemos ver fácilmente, el objetivo financiero de la figura (alcanzar liquidez con activos subyacentes normalmente ilíquidos) e igualmente la seguridad jurídica que se promueve por medio de la separación o autonomía patrimonial de dichos bienes o activos, que en su proceso de conversión se convierten en la principal garantía del pago de los tenedores de títulos valores.

Desde el punto de vista jurídico es una figura altamente compleja y así debe de considerarla la empresa que esté pensando en ella como medio de financiamiento, de manera que tanto el estudio de viabilidad financiera como de viabilidad legal, son esenciales para decidir dar el paso. Tanto para este paso, como una vez tomada la decisión, es necesario contratar los servicios de especialistas en el tema.

  • Una oportunidad para accesar el Mercado de Valores Organizado.

Normalmente la titularización representa la posibilidad para que empresas a las que se les hace difícil el ingresar directamente como emisores al mercado de valores, lo hagan indirectamente por medio de esta herramienta. Efectivamente, existen casos de empresas que vistas individualmente se les hace difícil reunir todos los requisitos que un mercado de valores organizado exige para un emisor; la titularización representa esa oportunidad para que por medio de la separación de un «paquete de activos subyacentes» una emisión se presente como atractiva para los inversionistas. Incluso, puede verse la titularización como un medio transitorio de acceso al mercado, para que las empresas valoren los beneficios de los mercados organizados de valores y tomen decisiones definitivas respecto de ingresar como emisores directos, sea de obligaciones (bonos o papel comercial) o de acciones.

El Departamento de Derecho Financiero de AG le brinda asesoría legal y financiera sobre estas posibilidades.

Envíenos un correo a wchinchilla@aglegal.com

Powered by WishList Member - Membership Software